Ciclos de los mercados


Si nos ponemos a pensar un minuto acerca del universo, nos vamos a dar cuenta que existen ciclos en una cantidad basta de elementos que lo constituyen. El ciclo de vida por el que atraviesa una estrella a lo largo de su vida; el ciclo celular en el cual una célula crece y se divide en dos; o incluso los ciclos anímicos de las personas que constituyen la bien conocida ciclotimia. Con esta breve introducción te habrás dado cuenta que los mercados de capitales no se salvan de los ciclos, mismos que están movidos por la psicología y emociones humana así como otros factores. Entonces, en este artículo te voy a hablar acerca de los ciclos de los mercados de capitales.

 

optimizado

(Fuente Dr. Jean-Paul Rodrigue, Dept. of Global Studies & Geography , Hofstra University, New York, USA)





Este gráfico muestra un ciclo compuesto de 4 fases, así como también las emociones que predominan en cada momento. La duración de cada fase como la del ciclo en su totalidad es muy variable, puede ser de tan sólo algunos meses, como de varios años, además de que sus formas pueden ser completamente diferentes, aunque siempre tienen cierta similaridad.

 

 

 

El comienzo del ciclo es con la fase de sigilo (Stealth phase). Acá solamente participan inversores cuyo horizonte de inversión es de muy largo plazo y creen que los fundamentales presentan una buena oportunidad de inversión en el/los activos, pero como el riesgo es alto y no pueden probar a ciencia cierta sus suposiciones, lo hacen cuidadosamente, algo que se conoce como dinero inteligente (smart money). Generalmente este tipo de inversores, conocidos como científicos del mercado (Market sciences), son sofisticados, cuentan con información privilegiada y saben bien cómo invertir. Para el común de los pequeños inversores, esta fase pasa desapercibida. Mientras tanto, los precios de los activos como sus fundamentales se van consolidando lentamente.

 

 

Otros inversores empiezan a darse cuenta del momentum y comienzan aportan capital a las inversiones, haciendo que los precios aumenten. En esta fase, la fase de conciencia (Awareness phase), las inversiones hechas anteriormente empiezan a reforzar sus posiciones. El tipo de inversores que participan en esta fase son inversores institucionales, es decir, bancos, Sociedades de bolsa, fondos de inversión; a estos se los conoce como Big Boy Market Science.

Ahora los inversores comunes empiezan a ver el rally alcista que se trae el activo, pero no se animan a entrar; se mantienen a la expectativa de una corrección en el mercado que les permita hacer su jugada, pero esta corrección nunca ocurre. El tiempo sigue pasando y estos inversores empiezan a sentir que se están perdiendo una gran oportunidad; es en ese momento cuando empiezan a entrar en el mercado y el mismo toma una forma de “U”. Los inversores que entraron hace tiempo, los Market Sciences, empiezan a tomar algo de ganancia vendiendo parte sus posiciones y los precios empiezan a descender como si fuese una especie de tobogán, haciendo sangrar a los nuevos inversores (los comunes) que no pueden captar una ganancia. Estos últimos creen que el mercado está volviendo a una tendencia bajista de largo plazo, pero lo que en realidad sucede es que el mercado se está aproximando a la media, donde los toros tienden una trampa para osos (bear trap), es decir una corrección del mercado a la baja. Esta trampa deja afuera a la sección más débil de los inversores.

Otro suceso interesante acá es que los medios de comunicación empiezan a hablar acerca de los reportes positivos de estas inversiones, dando a conocer al público en general acerca de lo bien que ha venido desde hace tiempo.

 

 

Todo el mundo ya ve que los precios están creciendo cada vez más y más, entonces se lanzan de cabeza a lo que ven como la oportunidad de su vida, incluso tomando grandes deudas para participar. El mercado entró en la fase de Mania (Mania Phase). Acá las emociones tales como la codicia priman por sobre la razón y la lógica. Se empiezan a formar burbujas financieras ya que se empieza a inundar el mercado de dinero y los precios alcanzan niveles estratosféricos, llegando a nuevos máximos históricos.

Lentamente, los Market sciences así como los inversores institucionales empiezan a desarmar sus posiciones, sin llamar demasiado la atención. Ellos ya vieron que los precios alcanzados no tienen ninguna lógica en la que sostenerse.

 

 

El mercado alcanza niveles demasiado altos y como si de una manifestación trascendental se tratará aparece un cambio de paradigmas en la confianza y las expectativas. Entró en lo que se denomina la fase de hundimiento (Blow-off Phase). A estas alturas, los inversores más inteligentes se fueron hace rato.Es entonces cuando los precios empiezan a descender y priman emociones como la negación (denial), que justifican dichos descensos como pasajeros o temporales. En esta ocasión, los inversores comunes creen que se trata de una simple corrección del mercado. Como el precio empieza a descender, entran nuevos compradores trayendo un poco de alivio y haciendo que el precio vuelva a subir un poco y aparentando un retorno a la “normalidad”. Este breve rally ascendente es una trampa para toros (Bull trap). Los toros quedan atrapados aca, y la emoción que empieza a predominar en el mercado es la de Miedo (Fear) y desesperación (despair) haciendo que los precios caigan en picada dado que quieren vender a toda costa sus posiciones. Estos inversores se encuentran rendidos (capitulation)

Los precios caen por debajo de la media de largo plazo ofreciendo una buena oportunidad de compra, pero los inversores heridos piensan que es el peor negocio que podrían hacer, mientras que los inversores sofisticados, aquellos que hace rato se habían retirado, vuelven a aparecer comprando los activos a un precio a veces ridículamente bajo.

Nuevamente el precio alcanzará la media y todo el proceso volverá a comenzar.

 

Ejemplo de Ciclos de los Mercados

Como bien se menciona en el artículo del Dr. Jean-Paul Rodrigue los ciclos de los mercados vienen sucediendo hace más de 500 años, cada uno con sus peculiaridades.

 

El ejemplo que propongo está basado en el índice Standard & Poor 500 el cual refleja el comportamiento de 500 empresas bastante representativas que cotizan en el NYSE

(Fuente Google Finances)

 

En marzo de 2009 puede verse que el índice llegó a un mínimo, cuando fue la crisis de las subprimes. Este fue el comienzo de nuevo de un ciclo del mercado. La etapa de sigilo, en mi opinión duró más o menos hasta febrero de 2010, cuando se entró en la segunda etapa, la de conciencia.

Puede observarse en julio de 2011 una pequeña trampa para osos, pero el mercado no tarda en recuperarse y seguir su rally alcista.

Ya para julio de 2012 el mercado comenzó su etapa de Manía y es en la que aún continúa, no se sabe a ciencia exacta cuanto más durará la misma. Cada quien puede sacar sus propias conclusiones. Como quien dice, nadie es dueño de la verdad, pero la realidad que vivimos nos termina diciendo quien tenía la razón

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − Trece =