Indices de los Mercados


Muchas veces habremos visto en los portales de información o medios masivos noticias tales como “El índice Merval cayó con fuerza  un 4%”, o bien “El S&P 500 se recupera 0,3%”. Presentimos que cuando los índices suben a los mercados les va bien, en cambio cuando caen, algo malo está sucediendo. Pero que son los índices bursátiles o indices de los mercados? Para que se usan realmente los índices bursátiles? Qué información nos brindan? Cómo puede ayudarnos en nuestras inversiones? En qué se diferencian?

Pues bien, en este artículo me propuse escribir acerca de lo básico que tenemos que conocer acerca de los índices bursátiles para poder sacarle provecho.




Utilizando la definición de investopedia, página especializada en educación financiera, podríamos decir que un índice bursátil es un valor numérico producido por la combinación de varias acciones u otros instrumentos financieros que expresan su valor total en comparación con el valor a una fecha específica.

Por lo tanto, un índice bursátil refleja la evolución de un mercado a lo largo del tiempo, en función de las variaciones de precio que van sufriendo los instrumentos que componen componen dicho índice.

 

Un concepto importante cuando hablamos de índices suele ser el de cartera teórica, que está determinada por el conjunto de acciones que forman el índice, variable o fijo, así como también la proporción con la que lo hacen. En el siguiente gráfico se ve un ejemplo de cómo de la composición del el índice merval, actualmente dado por 14 acciones en diferentes proporciones.

(Composición índice merval al 1 de julio de 2016 )

Para decidir qué instrumentos componen un índice se utilizan diferentes criterios que pueden tener en cuenta entre otras cuestiones el monto operado, la cantidad de operaciones, el capital flotante, rubro o sector al que pertenece la organización/empresa,  etc. Cada índice tiene una fórmula para determinar que acción lo compondrá y en qué proporción.

Los analistas e inversores utilizan los índices como indicador o benchmark para comparar el rendimiento de los portafolios que administran con el de la cartera teórica de dicho índice. Esto les permite tener una idea de que tan eficiente es su portafolio en relación al índice que toman como parámetro, el cual refleja el comportamiento que tuvo un mercado a lo largo del tiempo.

(Comparación entre un portfolio propio y un índice)

De esta forma, sería normal ver caídas en los valores de los portfolios administrados, cuando el índice refleja que hay una caída en los precios de las acciones en el mercado así como también la situación inversa.

Cabe aclarar que los activos que componen el portfolio deben ser similares a los del índice, de forma que se pueda tener una buena comparación. Por ejemplo, el portfolio administrado podría tener una parte compuesta de bonos u otros activos de renta fija y otra parte compuesta de acciones que se encuentran en el índice que queremos usar como benchmark.

 

La composición de un índice no es necesariamente estática, es decir que tanto la cantidad de instrumentos como así también la proporción de los mismos pueden ir variando a lo largo del tiempo. Algunos índices actualizan su composición trimestralmente por ejemplo.

 

Si bien no se pueden operar directamente con índices, es decir no se puede comprar o vender índices, si se pueden operar con lo que se denomina ETFs (siglas de Exchange Trade Fund o Fondo de inversión) los cuales  equivalen a comprar todos los instrumentos que componen ese índice y refleja el comportamiento del mismo.

A diferencia de un fondo común de inversión, los ETFs cotizan en el mercado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dieciseis =