Las Lebac


En los últimos años, los argentinos vivimos procesos inflacionarios importantes; a tal punto que el plazo fijo tradicional sólo se convirtió en una herramienta para frenar un poco la pérdida de poder adquisitivo de nuestros ahorros, sin embargo a una tasa inferior a la de la inflación.

Las Lebac (Letras del Banco Central) son una herramienta de inversión que suelen tener un retorno más interesante que un plazo fijo, así que decidí dedicar un artículo a las mismas.

 

Antes que nada para poder negociar con las Lebac debemos tener cuenta en alguna sociedad de bolsa que nos permitan operar con estos instrumentos; en Argentina existen varias.

Las Lebac son títulos de deuda pública que licitan todos los martes de cada semana y tiene una duración de corto plazo, es decir menos de un año. El interesado en licitar tiene tiempo hasta las 13 hs de dicho día para expresar su interés. Dado que es una licitación, no se sabe de antemano la tasa que pagará dicho instrumento, pero usualmente suele ser superior al de un plazo fijo.

Es posible licitar Lebac en pesos o en dólares.

 

Como es el proceso

 

Existe un período de colocación de una Lebac, que es aquel en el cual se reciben todas las ofertas.

Las Lebac se emiten se emiten con descuento, esto quiere decir que paga el total del capital al vencimiento y no paga intereses; la tasa está implícita. Por ejemplo, si compramos Lebac a 120 días por un valor nominal (VN)  de $1.000 y pagamos $900, esto quiere decir que dentro de 120 días vamos a recibir nuestros 900$ más $100 de diferencia, o sea una tasa nominal de 33,7% anual en 4 meses.

 

El mecanismo por el que se licitan las lebac es el sistema de subasta holandés por precio único. En este sistema se destacan dos tipos de inversores; aquellos que pertenecen al tramo competitivo, que realizan ofertas por encima del $1.000.000 y aquellos que pertenecen al tramo no competitivo. La tasa de las lebac queda determinada por las ofertas que se hagan en el tramo competitivo, adjudicándole la mayor tasa aceptada a todas las ofertas. Esta tasa se conoce como tasa de corte

 

A diferencia de un plazo fijo, las lebac son instrumentos que cotizan en bolsa y solo puede hacerse a través de una sociedad de bolsa. Esto es importante ya que tenemos que considerar que para operar con estos instrumentos tendremos costos de comisión asociados (por ejemplo 0,4% del monto a invertir), aunque en la licitación no haya que pagar derecho de mercado ni de bolsa.

El monto mínimo a invertir para una persona física es de 1.000$ o U$D 1.000 aunque insisto, es necesario considerar el tema de las comisiones para sacarle provecho en contraposición a un plazo fijo.

Es posible licitar a diferentes plazos tales como a 35 dias, a 63 dias, 98 dias, 119 dias e incluso 252 días. Percatense de que la cantidad de días todos son múltiplos de 7.



Comparación

A continuación propongo hacer una breve comparación de las tasas que al momento de escribir este artículo ofrecen un plazo fijo tradicional y las lebac a 90 días

La última tasa de corte de las lebac a 90 días es de 28,8% nominal anual, mientras que la de un plazo fijo tradicional de igual duración es de 20,91% nominal anual.

Incluso los mismos bancos salen ganadores con esto, pues ofrecen plazos fijos a tasas inferiores que las badlar y luego salen ellos a comprar badlar haciéndose de la diferencia.

Ventajas

Al ser un instrumento que cotiza en el mercado secundario, no es necesario esperar a la fecha de vencimiento para cobrar sino que podemos venderlo antes de que la misma llegue, por supuesto a un precio inferior que el que nos pagarían si esperamos hasta el vencimiento. Esto puede ser muy importante si lo que queremos es liquidez, o si de momento necesitamos urgentemente el dinero.

A diferencia de otros activos que cotizan en bolsa, sus costos de comisión son inferiores.

Otro buen punto es que tanto aquellos inversores que pertenecen al tramo competitivo como aquellos que no pertenecen al mismo reciben exactamente las mismas condiciones, es decir reciben las mismas tasas.

Este es un instrumento muy bueno para componer la parte de nuestra cartera que pertenece al sector de renta fija.

Desventajas

Pese a ser un activo de renta fija, las lebac tienen cierto riesgos aunque menores.

Si bien la tasa de corte de las lebac suele estar por arriba del plazo fijo, no suele estar por encima de la tasa de inflación, con lo cual este activo no nos protege del todo contra las tasas inflacionarias y aún con este instrumento seguiremos perdiendo el valor real de nuestras inversiones.

Los costos de comisión pueden opacar completamente los beneficios en relación con un plazo fijo cuando los montos a invertir son pequeños. Este punto debe ser tenido en cuenta y hacer una pequeña comparación para sacarle el mayor provecho a esta inversión. Cada sociedad de bolsa tiene costos diferentes para estos instrumentos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =